Brocheta de hígado encebollado

Brocheta de hígado encebollado

Tapa/Platillo

Brocheta de hígado encebollado. Qué recuerdos a mi infancia. Mi madre me preparaba hígado (de ternera) encebollado y siempre me encantaba. Una opción estupenda para variar de carne, de pintxo y de sabores que casaría perfecto con una cerveza con cuerpo o un vino maduro. Una receta muy sencilla que produce unos resultados espectaculares.

  • Ingredientes 8 brochetas de hígado encebollado:
  • hígado de cordero
  • dos cebollas grandes
  • palos de brocheta
  • aceite de oliva, sal en escamas, vinagre
  1. Picamos la cebolla en tiras y la rehogamos con aceite primero a fuego fuerte y luego lo bajaremos al mínimo. Se irá añadiendo poco a poco agua durante al menos una hora, ha de quedar muy pochada.
  2. Mientras tanto pondremos el hígado sumergido en agua con un chorro de vinagre de vino o manzana.
  3. Cortamos el hígado en tacos regulares con forma cuadrada y ensartamos unos seis tacos de hígado en una brocheta de madera (se pueden tener las brochetas en agua 15 minutos para que luego no se quemen).
  4. Colocar las brochetas 5 minutos antes de servirlas sobre una sartén o plancha muy caliente con un hilo de aceite. Se han de hacer a fuego fuerte un minuto por cada lado (dependerá del gusto del comensal, pero no es una carne que se coma poco hecha).
  5. Colocar cada brocheta sobre una cama de la cebolla confitada y decorar si se quiere con un poco de cebollino o similar. Pondremos unas escamas de sal al final y pimienta recién molida si nos gusta.

Esta brocheta de hígado encebollado es un plato un tanto especial, ya que no a todo el mundo le gusta este producto. Aunque es un alimento muy rico en proteínas, hierro y vitamina A, no es apto para personas con el colesterol alto. Para el resto, estamos seguros que disfrutaréis cómo lo hacemos nosotros!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cerrar menú
×
×

Carrito