Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

Hacía ya tiempo que en una de las ocasiones que hice la cebolla caramelizada en cantidad y emboté varios tarros, pensé que podía poner mi manera de hacerla en el blog. Pero entre que casi todos los blogs ya lo han puesto, que pensé que era demasiado sencillo, y que tengo como casi 100 posts pendientes con más prioridad….lo he ido dejando. Pero ayer mi amigo Aitor, me mando un mail preguntándome si la cebolla que puse en un par de los pintxos que comimos en su casa, la había hecho yo, cómo se hacía, si se podía elaborar en grandes cantidades y embotar….
Así que esto va por él y por aquellos que no sois grandes cocineros, ó que simplemente cocináis sólo de vez en cuando, y que un detalle como este, puede mejorar ostensiblemente muchos pintxos sencillos.

Ingredientes:

Dificultad:

Media.

Receta:

Lo primero que haremos será picar las cebollas cortadas en dos (yo lo hago con mandolina) y si no lo tenemos, será a cuchillo fino. En una cazuela ancha ponemos un chorro de aceite de oliva virgen extra hasta cubrir toda la superficie (capa finita). Ponemos las cuatro cebollas picadas, y las rompemos con un tenedor o cuchara de madera. El fuego a de estar al principio a media temperatura, hasta que vemos que se va poniendo transparente y reduciendo su volumen. Remover asiduamente para que no se pegue. Si viéramos que se pega, bajamos el fuego. Añadimos una pizca de sal, que ayudará a que salga el agua de la cebolla y poché antes.

Posteriormente una vez que la cebolla ya esté bastante pochada, añadiremos el azúcar y seguimos removiendo para que caramelizar. Al final, tras otros 10 minutos, agregamos el vinagre, si queremos un toque agridulce que casa bien con postres, con carnes. O podemos añadir el Pedro Ximénez que es un vino que aporta un aroma espectacular. Dejamos que reduzca y cuando ya no quede líquido apagamos. Dejamos enfriar y embotamos.

Yo suelo congelar los tarros de cebolla caramelizada que no uso, y dejar uno grande en la nevera, que siempre uso en el día a día. A mi me gusta incluso dejarla con un poco de líquido. Cuando voy a usar cebolla que lleva un par de días en la nevera, la pongo en una sartén o bol y la hago a fuego fuerte un par de minutos. El poco líquido que les dejo se evapora y se hacen un poco más, evito problemas de bacterias, y todos contentos.

Observaciones:

Es una receta muy versátil, socorrida, que nos salvará en múltiples ocasiones en las que no sepamos qué hacer. Yo la he usado en otras recetas cómo:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Nombre
recipe image
Plato
Cebolla Caramelizada
Autor
Publicado en
Tiempo total
Average Rating
21star1stargraygraygray Based on 1 Review(s)
Cerrar menú
×
×

Carrito