Bastones de berengena con miel

Bastones de berengena con miel

Pintxo

Hoy os traigo bastones de berenjena con miel. Versionar una misma receta con distintas presentaciones, es una manera de deciros que es una receta que gusta, que la hagáis como la hagáis es un éxito seguro. Y con estos bastones de berenjena con miel hay diferentes opciones, lo único que pretendo es ofreceros distintos resultados visuales para unos mismos ingredientes y manera de cocinarlos.

En este caso, la tempura es aún más ligera que en otros casos y no la he dorado tampoco tanto. Todo con el fin de que el color de la piel se vea a través de la fritura de la tempura.


Ya os conté que me gusta presentar las Gajos de Berenjena en Tempura con Miel con forma de rodajas de melón para despistar. Esta otra opción que hoy os traigo es igual de sencilla y ya véis que el resultado también es atractivo. Como ya os dije, a mí personalmente me gusta dejar las pieles de las frutas o de las hortalizas que no son desagradables al paladar. Y más con un color tan vistoso como en el caso de estas berenjenas violeta rayadas.

Vamos pues con estos bastones de berenjena con miel:

1.Cortar las berenjenas en bastones del tamaño de un dedo meñique con forma triangular. Introducirlos en leche con sal, por un lado para desamargarlas y por otro, porque es una manera de que al absorber leche, al freir la berenjena, ésta no absorberá tanto aceite. (La berenjena es un poco como una esponja). Una vez pasadas un mínimo de dos horas, sacaremos de la leche los bastones (ya nos daremos cuenta de que hay menos leche, porque la berenjena la habrá absorbido), y los colocaremos un momento sobre papel de cocina.

2. Seguidamente prepararemos la tempura. En este caso, la tempura es aún más ligera que en otros casos y no la he dorado tampoco tanto. Todo con el fin de que el color de la piel se vea a través de la fritura de la tempura.
Hoy en día hay harinas para tempura muy adecuadas en el mercado, incluso especiales para fritura de verduras. Prepararlas como os indique el fabricante (normalmente con agua fría). Freir en abundante aceite a 180º. Sacar los bastones de berenjena sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

3. Servir en los vasitos con un tenedor o brocheta para poder comerlos sin mancharnos y rociarlos con un hilo de una buena miel o de melaza (miel de caña). Servir y comer caliente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cerrar menú
×
×

Carrito